La Santa Capilla - La Sainte-Chapelle

La Sainte-Chapelle, construida durante la segunda mitad del siglo XIII, fue edificada por orden de Luis IX con el fin de albergar en París las reliquias insignes de la Pasión de Cristo.

En 1239, en efecto, el futuro San Luis adquirió ante Balduino II, emperador de Constantinopla, la Corona de espinas que llevó Jesús.
Desde entonces el soberano se aplicó a la construcción de un relicario monumental.

La Sainte-Chapelle, construida en medio del Palacio Real en la île de la Cité (isla de la Cité, en medio del Sena), se terminó en 1248.
Por su composición con dos capillas superpuestas, se convirtió entonces en un modelo arquitectónico a imitar.

La capilla palatina, en la planta superior, posee un rico conjunto de vitrales con un abundante programa iconográfico. Con una altura de más de 15 metros, parece una urna de vidrio coloreado.

La Santa Capilla - La Sainte-ChapelleSelección especial de nuestros hoteles


  • A partir de 84 Timhotel Le Louvre

    Cerca del Louvre, Notre Dame y Chatelet. 20 minutos de La Defense

    Cerca del Louvre y de las célebres calles de Rivoli y Saint-Honoré, el Timhotel Le Louvre le ofrece no sólo una situación en pleno corazón de París sino, sobre todo, una dirección en el centro de la...

    A 300 metros del Museo del Louvre

  • A partir de 114 Timhotel Palais Royal

    Cerca del Louvre, Chatelet. Habitaciones con aire acondicionado

    Cerca de las célebres calles de Rivoli y Saint-Honoré, el Timhotel Palais Royal se encuentra en el centro histórico y cultural de París. Este hotel con un encanto haussmaniano sumergido en el art déco y a dos...

    A dos pasos del Palacio Real y del distrito de Montorgueil

  • A partir de 74 Timhotel Paris Gare de Lyon

    En una calle tranquila, a pocos metros de la Gare de Lyon

    La estación de Lyon une todas las grandes ciudades del sureste de Francia con París. A 10 minutos a pie, la estación d'Austerlitz comunica la capital con el suroeste y España. Justo al lado, la estación de...

    Frente a la famosa calle Crémieux